Globered
Consigue tu propia página web
 Ministerios Vida abundante de Nuevo Laredo presenta a:Iglesia Cristiana Pentecostès    "Jehovà es mi Fortaleza".
 

0 0 0

Cuatro Tipos de Amor

Por: fello | Publicado: 14/12/2010 01:38 | | #Cont:5




Cuatro clases de amor

Hay cuatro palabras griegas para amor que es importante que los cristianos comprendan. Son agape, fileo, storge, y eros. Tres de ellas aparecen en la Biblia. [1] Si vamos a comprender la Biblia y el mundo bíblico, es importante que comprendamos lo que significan estas palabras y cómo difieren.

La palabra griega para amor sexual o amor apasionado es eros, de la cual obtenemos palabras tales como “erótico.” Cuando eros era utilizado como nombre propio, se refería al dios griego del amor. La palabra griega eros no aparece en el texto bíblico, así que no le dedicaremos tiempo en este artículo, pero ha tenido tal impacto en el idioma español y en nuestro punto de vista del amor sexual, que es importante mencionarla.

La palabra griega que se refiere al amor de Dios, una de las clases de amor que debemos tener hacia las personas, es agape. Agape es la naturaleza misma de Dios, porque Dios es amor (1 Juan 4:7- 12, 16b). La gran clave para comprender agape es darse cuenta de que puede ser reconocido a partir de la acción que inspira. De hecho, hablamos a veces del “modelo de acción” del amor agape. La gente de hoy está acostumbrada a pensar del amor como un sentimiento, pero ése no es necesariamente el caso con el amor agape. Agape es amor a causa de lo que hace, no debido a cómo se siente.

Dios de tal manera “amó” (agape) que dio a Su Hijo. No se sintió bien Dios al hacer eso, pero fue lo que por amor debía hacerse. Cristo de tal manera amó (agape) que dio su vida. Él no quería morir, pero él amó, así que hizo lo que Dios requirió. Una madre que ama a su bebé enfermo permanecerá despierta toda la noche cuidándolo, lo cual no es algo que ella desea hacer, pero es un acto verdadero de amor agape.

El punto es que el amor agape no es simplemente un impulso generado por sensaciones. Más bien, el amor agape es un ejercicio de la voluntad, una decisión deliberada. Esta es la razón por la cual Dios puede ordenar que amemos a nuestros enemigos (Mateo 5:44; Ex. 23:1-5). Él no nos ordena que “tengamos buenos sentimientos” para con nuestros enemigos, sino a tener una actitud amorosa hacia ellos. El amor agape se relaciona con la obediencia y el compromiso, y no necesariamente con el sentimiento y la emoción. “Amar” a alguien es obedecer a Dios en favor de otra persona, buscando para él o ella, la bendición y beneficio a largo plazo.

La manera de saber que amamos (agape) a Dios es que obedezcamos Sus mandamientos. Jesús dijo: “¿Quién es el que me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece”. (Juan 14:21) Hay cristianos que dicen que aman a Dios, pero su forma de vida es contraria a la voluntad de Dios. Estas personas confunden sus sentimientos de afecto por Dios y creen que ese es el verdadero amor agape. Jesús hizo la siguiente aclaración: “El que no me ama, no obedece mis palabras” (Juan 14:24 a).

El amor es el carácter distintivo de la vida cristiana en lo referente a otros cristianos y a toda la humanidad. Lo que “por amor” debe hacerse, puede no ser siempre fácil, y el amor verdadero no es “sentimentalismo exagerado”. El amor genuino a menudo conlleva un costo. Por ejemplo, castigar a los criminales para mantener a la sociedad segura, es amar, pero no fácil o agradable. Y pedir que alguien deje tu reunión bíblica porque persiste en pecar flagrantemente, es amor, pero nunca fácil (1Corintios 5:1-5). Esto no quiere decir que el amor agape no tenga sentimientos asociados, y la situación ideal ocurre cuando lo que debe hacerse por amor, también es lo que deseamos hacer. Los cristianos deben ser conocidos por su amor los unos a los otros (Juan 13:35).

La tercera palabra para “amor” que necesitamos examinar es fileo, que significa “tener un interés especial en alguien o algo, con frecuencia enfocado en una asociación cercana; tener afecto por, gustar, considerar a alguien un amigo.” [2] Sería probablemente provechoso si fileo nunca fuera traducido “amor” en el Nuevo Testamento, porque se refiere a un fuerte agrado o a una fuerte amistad. Por supuesto, vemos cómo a fileo se lo traduce “amor”, porque en la cultura moderna decimos que “amamos” cosas que nos agradan mucho: “yo amo el helado”, “yo amo mi automóvil”, “yo amo la manera en que tu cabello se ve”, etc. La palabra fileo implica una conexión emocional fuerte, y por lo tanto se utiliza para “amor” o amistad profunda, entre amigos. Usted puede agape a sus enemigos, pero usted no los puede fileo.

La diferencia entre agape y fileo queda muy clara en Juan 21:15ss, pero desafortunadamente se obscurece en muchas traducciones. Después de ser levantado de los muertos, Jesús se encontró con Pedro. Aquí está la versión corta de lo que se dijeron el uno al otro.

Jesús: Simón…¿tú me amas (agape) más que a éstos? [¿peces?].
Pedro: Sí, Señor; tú sabes que te amo (fileo).
Jesús: Simón…¿me …amas (agape)?
Pedro: Sí, Señor, tú sabes que te amo (fileo).
Jesús: Simón…¿tú me amas (fileo)?
Pedro: [afligido] Señor…tú sabes que te amo (fileo).

¿Por qué hay una diferencia en las palabras que se utilizan para “amor” en esta conversación? ¿Por qué Jesús utilizó agape y Pedro utilizo fileo? Jesús le preguntaba a Pedro si él lo amaba con el amor de Dios, un amor que puede requerir sacrificio. Después de todo, Jesús acababa de pasar por una horrenda tortura por la salvación de Pedro (y la nuestra), algo que él no deseaba hacer pero que hizo de todos modos debido a su amor agape. En cambio, Pedro evitó una posible tortura negando a Jesús.

Jesús dos veces le preguntó a Pedro “¿tú me agape?” (Es decir ¿estás deseoso de hacer por mí aquellas cosas que tú no deseas hacer?). Pedro, por otra parte, todavía se sentía atormentado por haber negado a Jesús, y tenía esperanzas de que su amistad siguiera intacta. ¿Le recriminó Jesús a Pedro que lo hubiera negado? ¿Lo seguiría tratando como a un socio y compañero cercano? Pedro no estaba seguro dónde estaba parado en su relación con Jesús, así que intentaba hacerle saber a Jesús que en él seguía teniendo a un amigo verdadero, y que tenía amor fileo por Jesús.

La tercera vez que Jesús le habló a Pedro, descendió al nivel de Pedro y le preguntó si Pedro era, de hecho, un amigo verdadero (fileo), lo cual afligió a Pedro. Sin embargo, era importante porque Jesús sabía lo que Pedro no sabia: que Jesús ascendería al cielo, y Pedro y los otros quedarían para realizar su trabajo en la Tierra, lo cual requeriría que todos ellos fueran sus buenos amigos e hicieran su voluntad aun cuando significase adversidad.

La cuarta palabra griega que necesitamos comprender es storge, que es el amor y el afecto que ocurre naturalmente entre padres e hijos, que puede existir entre hermanos, y que existe entre maridos y esposas en un buen matrimonio. Ocurre en Romanos 12:10 en la palabra filostorgos, que es una palabra compuesta por filos (la forma sustantiva de fileo) y storge. Romanos 12:10 es un versículo muy importante, que nos guía a ser muy cariñosos y amables unos con otros.

Romans 12:10 (traducción expandida del autor)
En cuanto a su amor fraternal, que haya entre ustedes una profunda amistad y afecto familiar.

Si hemos de tener una vida cristiana maravillosa, obediente a la voz de Dios, y a tener una enriquecedora comunión con otros cristianos, necesitaremos ejercitar todas estas tres clases de amor. Necesitamos amor agape porque algunas de las cosas que Dios requiere de nosotros no son ni divertidas ni fáciles, pero necesitan ser hechas. Necesitamos tener amor fileo porque necesitamos amigos verdaderos que se mantengan a nuestro lado, gente que esté conectada emocionalmente con nosotros y con quien podamos compartir nuestros pensamientos y sensaciones más íntimas. Finalmente, los cristianos necesitamos brindarnos amor storge unos a otros, un afecto familiar profundo que nos conforte y nos ayude a sentirnos conectados a toda nuestra familia espiritual.

 

 

 

 

 

CLASES DE AMOR EN LA BIBLIA

Pasaje clave: Mateo 5:43-48.

Hay 4 términos que utilizan los griegos para referirse al amor:

1. STORGUÉ. Describe al amor entre padres e hijos.

2. EROS. El amor entre un hombre y una mujer, siempre conlleva pasión , y es amor sexual.  No es malo en sí, pero con el tiempo su significado se corrompió y las personas lo aplican a la concupiscencia. Tal palabra nunca aparece en  el N.T.

3. PHILIA. Amor entre amigos. Un afecto cálido y tierno.

4. ÁGAPE. El amor de Dios por excelencia. Es el amor que se auto-motiva, es  sacrificial,  depende de sí mismo y no del objeto amado. Indica una benevolencia inconquistable, una buena voluntad invencible,  que no se rompe  aunque  el otro no se lo merezca o nos haya ofendido. Es disponerse a beneficiar y servir al otro. Se ofrece a pesar de los defectos o conducta indeseable del otro.

Se brinda solo sin necesitar alguna motivación exterior, es el amor que se ofrece a quien no lo merece o que no posee nada de atractivo.

Hay varias enseñanzas:

1. Nunca nos pide que amemos a nuestros enemigos como amamos a nuestros familiares o amigos.

Se usa Ágape y no Storgué o Philia.  De ser así sería un amor imposible e injusto. Los demás “amores” nacen espontáneamente en el corazón, pero para  amar a nuestros enemigos debemos estimularnos a hacerlo. Ágape no se refiere a los sentimientos, es el poder para amar a los que por naturaleza nos desagradan y a los que no les gustamos.

2. No significa que le permitamos hacer todo lo que hace.

A veces es necesario intervenir y corregir  a quien anda por el mal camino, pero con el fin de curar y no de destruir.

3. Debe existir siempre en nuestras relaciones personales.

En énfasis está en el trato  diario y cotidiano con quienes nos rodean a menudo, no es algo exclusivo para los pacifistas o para la relaciones internacionales entre los estados.

4. Solo en Cristo podemos expresar semejante amor.

Si Cristo no vive en nuestros corazones no poseeremos la capacidad de amar a nuestros  enemigos. El cristiano ama con un “amor prestado” (Romanos 5:5).

5. No se limita a amar sino también a actuar.

Debemos orar por ellos, no se puede orar por alguien a quien odiamos, la manera más eficaz de acabar con la amargura que alguien nos causó, es orar por ese alguien.

Esta generosidad y amor nos hace parecidos a Dios Sal.145.15s

Mateo 5:48. “Sean perfectos como el Padre…”.

En gr. se usa Teleios, no tiene nada que ver con perfección moral  o abstracta o metafísica. Un hombre que ha alcanzado su estatura plena es teleios en contraposición con un niño que está creciendo; un estudiante que ha alcanzado el conocimiento adecuado de su asignatura es teleios.

Perfecto tiene un sentido “funcional”. Algo es perfecto cuando cumple plenamente el propósito para el cual fue  diseñado. Una persona es teleios si cumple con el propósito para el cual fue creada por Dios.

El hombre fue creado para parecerse a Dios, y como Él es bondad y amor, cuando encontramos en  una persona una benevolencia inconquistable, una actitud perdonadora y un amor sacrificial, podemos decir que es perfecta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1.    Tipos de Amor: Eros, Ágape y Filial.



Esta pequeña reflexión trata de mostrar los tres diferentes tipos de amor que se refiere la Palabra de Dios, a continuación les dejo pequeñas reflexiones sobre estos tres tipos de amor con algunos versículos... espero que lo disfruten, bendiciones!

Amor Eros: Este amor es el amor carnal, el corporal, el que se aprecia en el exterior de una persona... Los antiguos lo asociaban a 'ojos que no ven corazón que no siente'... Esta forma de amor se encuentra en Cantar de los Cantares... también llamado amor erótico es parte fundamental del amor... David cuando se enamoró de Betsabé lo hizo a través de este amor.

Amor Ágape: este es conocido como el verdadero Amor, es el amor sincero, desinteresado, el amor Divino. Es el amor de Dios hacia la humanidad. Este amor que lo entregó todo por nosotros:
Juan 3: 16 y 17 No Enlazar

1 Juan 4: 7 al 12 No Enlazar

Romanos 5:8 No Enlazar

Efesios 2: 4 al 9 No Enlazar

1 Corintios 13 No Enlazar

Amor Filial: Este amor es muy importante en la Iglesia, es el amor familiar que se encuentra ahí dentro... El objetivo del amor filial es conducir a el pueblo al amor Ágape que es el que nos deja cara a cara con Dios. Es importante no quedarse estancado en lo que es el amor filial o familiar sino que lograr el amor pleno en Dios que es el Amor Ágape...

Sin nada mas que agregar y esperando sus comentarios, un gran abrazo desde Uruguay y muchas bendiciones!

Comentarios
RUTH SEGURA
RUTH SEGURA
EXCELENTE LA EXPLICACION,DE MUCHISIMA BENDICION...SIEMPRE QUIERO APRENDER MAS,GRACIAS DESDE CHILE
Oscar Flores González
Oscar Flores González
Hola hermano, me gustó la mayor parte del tema aunque no estoy del todo de acuerdo contigo. El amor Agape es la buena nueva a resolver desde la cotidianeidad, es el mandmiento último y primero a seguir, Amor incondicional , es de admirar en JesuCristo, pero es su invitación a seguirle lo que le motiva a hacer las obras, por lo que Agape es el llamado a una vida de verdadero servicio. “Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el primero y más importante. Pero hay otro semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Toda la Ley se fundamenta en estos dos Mandamientos” (Mt.22,36.38) Mateo 5:48. “Sean perfectos como el Padre…” Ya no tardes más y atrévete a amar como Dios ama, Decidete a hacerlo!!. oscarfg78@gmail.com Oscar Flores González
gerson351
gerson351
ME GUSTO MUCHO LA ENSENANZA FUE DE GRAN AYUDA..BENDICION DE LO ALTO DESDE HONDURAS...
silvia ortiz
silvia ortiz
Muy Buen aporte para aquellas personas que les interesa estar al tanto de muchas cosas =)
gracias saludos desde colombia! *(••)/*
Asia Padilla
Asia Padilla
Muy impresionante la forma tan clara con la que presentas este tema. Buscaba algo para un programa en mi iglesia y, definitivamente que esta informacion nos será de mucha utilidad. Bendiciones, desde La Florida
Comenta